Cómo reciclar pilas correctamente ♻️

Hoy en día necesitamos de la electricidad para diferentes propósitos, a veces esto puede ser sin la necesidad de cableado, y una de las respuestas que le hemos dado son las pilas o baterías. Sin embargo, esto genera otro problema, que son los desechos de las mismas, por eso hoy hablamos de cómo reciclar pilas, siguiendo nuestra serie de separar la basura correctamente.

¿Qué son y cómo reciclar las pilas?

Las pilas o baterías se pueden definir como un objeto en pequeña o mediana escala que es capaz de generar o almacenar energía eléctrica, tal cómo dice la Wikipedia. Asimismo, el principio de funcionamiento radica en la electroquímica y está compuesto por electrodos metálicos que están sumergidos en soluciones salinas que generan un intercambio de electrones que genera el voltaje.

Gracias a esto, podemos usar dispositivos eléctricos como: Radio, control remoto, linterna, calculadora, reloj, entre otros. Por su versatilidad, se ha convertido en un objeto clave de nuestra vida diaria.

No obstante, la disposición final de las pilas es inadecuada lo que puede ocasionar una contaminación irreversible al medio ambiente, como mencionamos anteriormente.

Ya sea por desconocimiento de los usuarios o sencillamente por falta de empatía por el planeta, las personas descartan las pilas en los contenedores de basuras. Dentro de las pilas se encuentran componentes tóxicos y metales pesados que puede generar consecuencias catastróficas.

A continuación, te indicamos cómo reciclar pilas que ya no sirven o agotadas que tienes en casa, así cómo la importancia de reciclarlas correctamente.

¿Qué hacer con las pilas usadas?

Como se mencionó anteriormente, lo que debes hacer con las pilas usadas es no desecharlas en la basura. Tratar de reducir el uso es la solución más viable, por ende, se recomienda usar dispositivos que se conecten a la red eléctrica. También emplear pilas recargables es otra recomendación para reducir el consumo.

Lo que te recomendamos primordialmente, es poner tu granito de arena a lo que respecta en la conservación del planeta, debes almacenarlas en un recipiente y transportar a la planta recicladora más cercana como los puntos limpios.

Es ahí, donde profesionales especializados usan técnicas adecuadas para separar los metales pesados que ella contiene en su interior.

Proceso de reciclado de pilas

Una vez cumplido su vida útil, las pilas pasan a ser un potencial agente contaminante, se dice que una sola pila puede contaminar 600 metros cúbicos de agua. Es por esto que su reciclaje es obligatorio.

Al realizar este proceso, evitamos que metales pesados como el mercurio, plomo, litio, entre otros, entre en contacto con fuentes de agua o tierras. Otro beneficio, es que se puede recuperar aproximadamente un 75% de los materiales.

Recolección

El primer paso en el proceso de reciclaje es ejecutado por los usuarios, estos deben recolectar y llevar las pilas usadas a los distintos centros recolección de desechos sólidos, también conocidos cómo “puntos limpios”. Este paso es vital y es importante crear conciencia para un correcto reciclaje.

Clasificación

Ahora, el segundo paso es su clasificación. Una vez que llegan las pilas a los centros de tratamiento, los técnicos se encargan de separar según el material y tecnología. La clasificación de las pilas es importante porque cada tipo requiere de condiciones específicas de reciclado. Los tipos a reciclar son las siguientes:

  • Pilas botón (empleadas popularmente en reloj).
  • Pilas salinas (son aproximadamente el 80 % de las pilas recogidas).
  • Pilas de litio (Li).
  • Pilas de plomo (Pb).
  • Pilas recargables (LI-ion, Ni- Mh, Ni-Cd).

Luego de ordenada las pilas, se procede a realizar las técnicas de reciclado. Estas se dividen en dos fases, la molienda o trituración y el tratamiento, que serán descritas a continuación.

Molienda o Trituración

En este proceso, las pilas se proceden a limpiar y a descargar. Luego pasa por un proceso mecánico que las aplasta con el fin de desmontar las pilas. Posteriormente se procede a separar las láminas por el tipo de metal y el material plástico.

Tratamiento

Esta es la fase final para reciclar pilas, existen dos técnicas que se emplea dependiendo el tipo de metal que se quiere separar, estas técnicas son las siguientes:

  • Fundición: Las partes de las pilas que contienen cobre, cobalto y níquel se procede a colocar en un horno de manera individual a temperatura de fusión del metal a separar. Se estima que el rendimiento de los hornos es de 95%. Al final se realiza un lavado de gas para retirar escorias tóxicas que se generan durante el proceso.
  • Hidrometalúrgicas: En este tipo de tratamiento se requiere que la pilas tengan un tamaño de molécula bajo.se agrega ácido y luego se neutraliza con el fin de separar las sales, esto es una extracción sólido-líquido (precipitando los componentes en formas de hidróxidos).

Finalmente se realiza el último paso que es la separación electrolítica.

¿Por qué es importante reciclar pilas?

Aunque anteriormente, ya hemos dado algunos puntos de por qué es importante reciclar pilas, en seguida puntualizamos sus beneficios clave:

  • Reduce el riesgo de contaminar el medio ambiente.
  • La demanda de metales pesados para la elaboración de pilas disminuye, debido a que se recupera el 75% de sus materiales.
  • Genera nuevas fuentes de empleo en el área de reciclaje.

¿Dónde reciclar pilas?

Como se mencionó anteriormente las pilas deben ser depositadas en centros donde se encarga de gestionar su reciclaje. Existen varias opciones como:

  • Puntos limpios.
  • Contenedores especiales, es muy común encontrarlos en supermercados o centros educativos.
  • Puntos de venta de pilas también realiza recepción de forma gratuita estos residuos.

Deja un comentario