La guía definitiva para reciclar cápsulas de café

Lo primero que hacen muchas personas al despertar es buscar su dosis de cafeína diaria para empezar el día con energía y proactividad desde el minuto uno.

Por esta razón, una de las principales que hacen es tomar una cápsula de café y encender la cafetera, ya que esta es la manera más eficaz de preparar café en la actualidad.

Consumo de café en España

Según datos estadísticos suministrados por el Mercasa, en el año 2009 los españoles consumieron aproximadamente 76 millones kilogramos de café e infusiones, generando ingresos para este rubro a los 691,53 millones de euros.
Igualmente, en términos per cápita, los españoles consumen 4,5 kg de café al año, ubicando a España en la posición número 19 en el ranking mundial.  De esta manera, a pesar de no ser uno de los mayores consumidores de café, los expertos afirman que de seguir esta tasa de crecimiento con respecto al consumo de café, España puede llegar a los primeros puestos.

El elevado consumo se debe principalmente a una cuestión social, ya que cada día los españoles acompañan más sus actividades sociales con café, ya sea salir a un local, tomarse una taza en casa con amigos, o hacerlo como excusa para invitar a hablar a alguien.  También, otra de las causas del crecimiento es la aparición de productos de calidad e innovadores, que atraen eficientemente a los nuevos consumidores.

Por último, otro dato curioso acerca del consumo de café, es que hay más de 22 millones de personas que toman al menos una taza de café al día (esto representa el 63% de la población).

¿Qué son las cápsulas de café y cómo están formadas?

Las cápsulas de café son pequeños recipientes que tienen un contenido específico de café molido en su interior (generalmente son de 7g aproximadamente). El funcionamiento vendría a ser similar al de una bolsa de Té el cuál contiene el producto en su interior. La característica de este mecanismo es que suele incluir café de estilo Gourmet, lo que hace muy popular su consumo entre aquellos fanáticos de esta bebida tan particular.

Sin embargo, las cápsulas están formadas por un pequeño recipiente o cápsula, que por lo general es de plástico junto con una cubierta de aluminio. La desventaja principal de emplear cápsula es que genera mucho desperdicio que dificulta mucho el reciclaje al contar con varios desechos diferentes (restos de café, aluminio, plástico, …).

¿Cómo reciclar cápsulas de café?

El desperdicio generado por el uso de la cápsula de café está siendo un problema en la actualidad. Es tan grave la problemática, que en Alemania, específicamente en la ciudad de Hamburgo se ha prohibido su consumo en la administración pública ¿La razón? disminuir la cantidad de desechos sólidos.
Esto se debe a que el material de estas cápsulas es de plástico PBT (terftalato de polibutileno) o polietileno, recubierto con una capa de aluminio.

La razón de este material, es que mantiene herméticamente el aroma del café para evitar la oxidación del mismo y que pierda calidad. Estos plásticos tienen entre sus propiedades una resistencia a altas temperaturas y una fuerte rigidez en su estructura. En consecuencia, esta cápsula en términos de reciclaje, por el tipo de plástico y recubrimiento metálico hace imposible su reutilización. Y no se puede descartar en la basura, debido a su contenido de aluminio.

Para que estas cápsulas puedan ser reciclables, deben separarse todos los componentes: plástico, aluminio y materia orgánica (restos de café). Si tenéis dudas sobre cómo separar la basura correctamente, podéis echar un ojo a este post https://todocontenedores.shop/como-separar-la-basura-correctamente/. La empresa creadora de estas cápsulas ha dispuesto de varios puntos de recolección, estos son los siguientes:

Contenedor amarillo

En estos contenedores, por lo general, va ubicado los distintos plásticos reciclables. Por recomendaciones, te sugerimos no depositar tus cápsulas de café ya que este plástico necesita de tratamiento especial para su reutilización.
La razón, es que esto genera un problema en las plantas procesadoras de plástico, ya que tienen que emplear tiempo extra para separar las cápsulas de café del plástico que se puede reciclar y los olores generados por la descomposición del café es insoportable.
En términos técnicos, las cápsulas de café no son consideradas un tipo de plástico sino un desperdicio alimentario.

Punto limpio o punto verde

Los puntos limpios, son sitios que tienen el objetivo de procesar la mayoría de los desechos sólidos que genera la actividad humana cotidiana. Esta es una de las alternativas para deshacerte de este desecho, solo debes almacenar y cuando tengas una cantidad considerable los lleva a un punto limpio cerca de tu zona de residencia, ellos se encargan de procesarlos.

Punto de recogida de Dolce Gusto, Nespresso o Illy

Viendo lo criticada que ha sido la implementación de este material para sus cápsulas, las empresas comercializadoras de café más famosas han diseñado un complejo plan eficiente para disminuir el impacto en el medio ambiente de estas cápsulas. Este consiste en distribuir por toda España lugares donde puedes llevar tus cápsulas de café usadas. Veamos a continuación algunos ejemplos de las principales marcas:

  • En el caso de Nespresso, cuenta en la actualidad con 1.900 puntos fijos de recepción distribuidos por todo el territorio español. Puedes conseguir la ubicación de tu punto más cercano ingresando en el siguiente enlace.
  • En lo que a Dolce Gusto se refiere, igual que en el caso de Nespresso, cuenta con más de 1900 puntos de recogida entre fijos y móviles que se reparten por toda la geografía española, y que podemos encontrar en el siguiente mapa.
  • La empresa Illy desarrolló un programa en la cual puedes enviar tus cápsulas de café usadas. Solo debes colocarlas en una caja y solicitar la etiqueta de envío.

Reciclar cápsulas de café paso a paso

Para poder reciclar estos desechos, lo que debes hacer es sencillo. Recolecta todas las cápsulas de café que tengas, ya sea en tu hogar o en tu sitio de trabajo, procede a almacenarlas y finalmente llevarlas a los puntos de recolección más cercanos.
Otra cosa que debes hacer, es buscar cápsulas de café que estén fabricadas con materiales biodegradables. Si no conoces sobre esta nueva tendencia, te aconsejamos que visites Cabú y te adentres en el mundo de las cápsulas de café biodegradables.

¿Cómo es el proceso de reciclado?

El proceso de reciclado es relativamente corto, es un proceso netamente físico que se lleva a cabo en plantas especializadas para tratar este tipo de desecho.

Dentro de las diferentes etapas que componen el proceso de reciclado, primero tenemos la recolección de las cápsulas de café, ya sea en los distintos puntos limpios o los centros de recepción de las empresas fabricantes. El siguiente paso es transportarlo a la planta recicladora, donde esta procede a separar las cápsulas en sus diferentes partes: plástico, aluminio y restos orgánicos. El material orgánico es el primero en separarse ya que se concentra para finalmente empaquetarlo y comercializarlo como abono orgánico. Seguidamente, el aluminio como es un material 100% reutilizable, se procede a fundir para crear láminas de aluminio que será utilizado nuevamente para la elaboración de tapas de cápsulas. Al separar el material plástico de las cápsulas en las plantas de tratamiento, se convierte en granza de plástico. Finalmente se aprovecha este material para crear base de sillas de escritorios, mouse de computadoras, cajas, piezas de mobiliario urbano, entre otros objetos.

Ideas para reciclar cápsulas de café

Si eres adicto al café y tienes una cantidad grande de cápsulas de café en tu casa u oficina y quieres aprovechar ese desecho al máximo en tu hogar; a continuación, te muestro los distintos usos ingeniosos que le puedes dar a ese desperdicio.

Abono

Los restos de café que están contenidos dentro de las cápsulas son un excelente abono para las plantas.
Esto se debe a que el café no solo contiene cafeína, también posee diversos minerales, fósforo, potasio y nitrógeno. Estos compuestos los libera lentamente, lo que le da la oportunidad a la planta de absorberlos. Es una excelente alternativa si no quieres emplear abono sintético. También se pueden usar las cápsulas como un semillero, te permite mantenerlas organizadas y estéticamente se ven agradables.

Fabricar muebles

Como se mencionó anteriormente, se pueden fabricar diversos muebles, entre los que destacan: Mesas, sillas, bancos, etc. Todo gracias a las diversas etapas de separación durante el proceso de reciclado.

Artes y manualidades

La creatividad es una manera efectiva de usar las cápsulas de café. Se pueden crear desde cuadros, figuras, bisutería, adornos de mesa, entre otro tipo de materiales. Si quieres echar un vistazo a las diferentes manualidades que puedes desarrollar, fácilmente puedes encontrar muchos ejemplos por internet.

Deja un comentario